Ir al Inicio
SINIC / Colombia Cultural

En Colombia existen un sinnúmero de manifestaciones culturales que expresan la variedad étnica, religiosa, de costumbres, tradiciones y formas de vida de su población, así como su riqueza natural y diversidad de climas, geografías y paisajes, entre otros.

En este módulo podrá consultar información relacionada con temas culturales como arqueología, festividades, mitos y leyendas, danzas y personajes, de cada uno de los departamentos de Colombia. Esta información le permitirá comprender de manera fácil y rápida los aspectos más relevantes de la cultura propia de cada región, con el fin de estimular el conocimiento y difusión de la riqueza cultural del país en todas sus expresiones.

Si usted considera que la información suministrada a través de este servicio puede ser mejorada, complementada o actualizada por otras fuentes, por favor háganlo saber Contactándonos haciendo click. Aquí

Colombia Cultural

Arqueología - ANTIOQUIA

Territorio

El departamento de Antioquia está ubicado en una región con características geográficas específicas. Una zona selvática cálida, húmeda y cercana al mar como Urabá y otras zonas fluviales cálidas como el Magdalena Medio y el Bajo Cauca. Cruzan el territorio las Cordillera Central y Occidental, lo que determina una topografía accidentada por grandes cadenas de montañas bañadas por ríos que influyeron notablemente en el desarrollo de las civilizaciones vecinas.

 

La ubicación del territorio Antioqueño permitió que fuese de los primeros en ser poblados por grupos de cazadores que llegaron a América por el norte y fueron trasladándose al sur hace 40.000.000 años. El avance de la población se hizo siguiendo el curso de los ríos, existen datos que permiten afirmar que en la parte central de Antioquia, en las costas y en el Valle del Magdalena existieron asentamientos hace 7 u 8 mil años que se consideran entre los más antiguos de Sudamérica y Colombia

 

Las relaciones entre antiguos pobladores se establecen en especial por los rasgos estilísticos de la cerámica y otras manifestaciones culturales, la historia de los asentamientos humanos se remonta según cálculos relativos, hasta comienzos de la era cristiana. Los mismos sitios ocupados por los  primeros pobladores fueron después ocupados por otros núcleos posiblemente portadores de una cultura diferente.

 

Etapa de formación

Existen hallazgos de puntas de piedra tipo proyectil que demuestran la presencia de grupos dedicados a la caza y la recolección, de estos grupos se constituyeron los primeros asentamientos que fueron desarrollando elementos que los caracterizaban: recipientes de barro, textiles, tallas en madera, tipos de sociedad. Las sociedades del siglo XVI según cronistas españoles ocupaban territorios poblados por numerosos grupos afines que constituían macroetnias, afinidad expresada en la lengua y costumbres.

 

El delta del río Atrato parecía constituir una frontera cultural: mientras la margen occidental del golfo estaba ocupada por los cueva, el sector oriental era habitado por numerosas comunidades denominadas urabaes. Existieron asentamientos en Capurganá, Acandí, Arboletes, Turbo y Necoclí, ubicados a lo largo de la línea costera donde gracias a los manglares se intensificó la recolección de moluscos además de la pesca, la caza y recolección de vegetales.

 

En el extremo noroccidental de la cordillera, desde el río León en la sierra de Abibe, hasta el curso superior del río Sucio y sus afluentes Urama y Uramita se extendieron los dominios del cacicazgo de Guaca. Al sur de la región de frontino, sobre la parte alta de la cordillera, se localizaban los catíos la celebre “nación principal“ de todos los grupos de Antioquia según los cronistas, que se destacaba por su desarrollo económico, tecnológico e ideológico.

 

En la cordillera central se encontraban: nutabes y tahamíes, entre los ríos Nechí y Cauca; yamecíes y guamocoes, entre los ríos Nechí y Cimitarra y los aburraes, en el valle de aburra y en el altiplano oriental.

 

Sociedad

La distribución de los grupos indígenas al momento del contacto con los españoles coincide con definidas regiones geográficas.

Río Atrato y costa atlántica

Los urabaes se localizaron en el territorio comprendido entre la desembocadura del río Atrato, el río León y la línea costera en el golfo de Urabá. Los urabaes se caracterizaban por el buen uso de arcos y flechas, formaban “provincias” entre otras las de Urabá, Urabaibe, Guane, sometidas a un cacique, las que sostenían un intenso comercio con los grupos del interior Antioquia y Chocó: mujeres, carne (de saíno o tatabra), pescado, eran intercambiados por oro. Poseían gran riqueza de recursos naturales, en particular de animales de caza, aves, peces y además cultivaban el maíz y la yuca dulce.

 

Entre los urabaes y los grupos de la región montañosa se localizaron los guazuzues, pueblos dispersos que habitaban en grandes casas construidas sobre los árboles y que se regían por el mandato de un cacique. Poseían grandes cantidades de oro, producto del intercambio comercial con los pueblos del interior de Antioquia por delicadas telas de algodón, cerámicas, cerdos salvajes cebados y esclavos entre otros. Nitanas, cuiscos, araques y péberes constituían núcleos localizados a lo largo del curso superior del río Sinú, eran afines culturalmente y compartían la misma lengua. Al igual que los grupos vecinos, se defendían y cazaban con arcos y flechas envenenadas además de practicar la antropofagia. Al occidente se localizó el grupo Chocó constituido por los tabaes, al oeste de la región de Frontino, al igual que los del norte vivían en casas construidas sobre los árboles.

 

Región montañosa de la cordillera occidental  y la cuenca del río Cauca.

Cacicazgo Guaca al cual pertenecían diferentes grupos que tenían en común la deidad Guaca a la que se le rendía culto en un gran templo; constituyó el cacicazgo que más expansión territorial logró dentro de las sociedades prehispánicas de Antioquia, poseía una de las estructuras sociopolíticas más consolidadas y complejas. Su estructura política era una jerarquía donde a los caciques seguían los principales, que ejercían jefaturas menores, luego estaban los capitanes, destacados socialmente por su valentía en las guerras y finalmente la población.

 

En la sierra de Abibe se producía algodón, oro, tejidos, pescado y carne de monte; mientras que en la parte superior del río Sucio se concentró la producción agrícola con extensos campos de cultivo de maíz, fríjol, yuca, batata y numerosos frutales. Vecinos de los guacas eran los nore que ocuparon el valle del actual Frontino. Los nore mantenían contiendas con los grupos vecinos: guacas, tatabes, catíos y aquellos que ocupaban la zona minera de buriticá.

 

Los catíos (considerada por los cronistas españoles la cultura más evolucionada en Antioquia), poseían un sistema de agricultura  de raíces, emplearon unidades de peso, medidas y balanzas para el oro y utilizaron jeroglíficos en piedras, mantas y otros materiales, su estructura política era socialmente igualitaria, carente de jefatura hereditaria y permanente, a diferencia de sus vecinos.  

 

Cordillera Central

Al interior de esta extensa región puede efectuarse una regionalización, acorde con la distribución de grupos culturalmente diferenciados. Nutabes y tahamíes, entre los ríos Nechí y Cauca, participaban de la misma cultura y lengua pero constituían unidades políticamente autónomas. Los nutabes eran grandes cultivadores de maíz, fríjol, algodón y frutales, también extraían oro de aluvión. Los tahamíes eran expertos comerciantes que se desplazaban por los territorios de las cordilleras central y occidental intercambiando sus productos y realizando mercados regulares de 2 y 3 días, donde comerciaban mantas, algodón, sal, productos, agrícolas y esclavos. Tanto nutabes como tahamíes estaban conformados por pequeños cacicazgos, cada uno sujeto a un cacique hereditario que mantenía guerras con sus vecinos debido a su carácter expansivo.

 

Yamecíes y guamocoes, ubicados entre los ríos Nechí y Cimitarra, poseían gran riqueza aurífera y practicaban la pesca intensiva, fabricaban harina de pescado y cazaban cerdos salvajes. Los aburraes, del valle de aburrá y el altiplano oriental, eran agricultores, relativamente pacíficos, criaban conejos, curís y perros mudos, se destacaban por ser grandes tejedores. Pantagoras y amaníes, en la vertiente del río Magdalena, eran sociedades tribales, igualitarias.

 

Cultura material

La cerámica se caracteriza por sus formas sencillas globulares y semiglobulares con el borde doblado, impresiones digitales alrededor del mismo y decorados con incisiones en líneas directas y curvas, puntos y triángulos. Existe una división entre cerámica funeraria y la de uso doméstico, donde la primera es más rica en decorados. También elaboraron pintaderas cilíndricas y volantes discoidales. Las tumbas eran de pozo, con cámaras laterales, ubicadas en las partes altas de los cerros formando grandes cementerios.

 

Si  se tienen en cuenta los rasgos decorativos y técnicos de las cerámicas, posteriormente, entre el siglo X D.C. y el siglo XVI  D.C., se aprecia una nueva fase con la incorporación del equipo tecnológico asociado al cultivo y al procesamiento del maíz. Los metates, las manos de moler, las vasijas y la cerámica utilitaria en general aumenta de tamaño, desaparecen los platos planos y los artefactos para machacar, abundan las hachas y cinceles pulidos. Se han encontrado vestigios de metate fechados en el siglo V y ubicados en la zona de Buriticá, lo que indica el uso generalizado de este cultivo. Las cerámicas y otros objetos arqueológicos pertenecientes al Valle de Aburrá y al altiplano oriental presentan influencias culturales variadas aunque predomina una cerámica incisa con engobe rojo, estos grupos tenían el control del comercio de la sal en el oriente antioqueño y en los salados del municipio del Retiro.

 

El oro cumplió un papel importante en la economía de estas culturas dedicadas a la minería y el comercio del preciado metal. Los textiles fueron desarrollados de una manera especial ya que eran impresos con tintes coloridos y símbolos que no son una simple decoración pues tienen fuertes significados cosmológicos. Estos grafismos eran ejecutados a través del uso de rodillos elaborados en piedra. Se empleaba la piedra en la elaboración de herramientas usadas en los procesos de trabajo del maíz, textiles, objetos rituales y petroglifos.

Búsqueda
Departamentos:
Temas Culturales: