SINIC / Colombia Cultural

En Colombia existen un sinnúmero de manifestaciones culturales que expresan la variedad étnica, religiosa, de costumbres, tradiciones y formas de vida de su población, así como su riqueza natural y diversidad de climas, geografías y paisajes, entre otros.

En este módulo podrá consultar información relacionada con temas culturales como arqueología, festividades, mitos y leyendas, danzas y personajes, de cada uno de los departamentos de Colombia. Esta información le permitirá comprender de manera fácil y rápida los aspectos más relevantes de la cultura propia de cada región, con el fin de estimular el conocimiento y difusión de la riqueza cultural del país en todas sus expresiones.

Si usted considera que la información suministrada a través de este servicio puede ser mejorada, complementada o actualizada por otras fuentes, por favor háganlo saber Contactándonos haciendo click. Aquí

Colombia Cultural

Ritmos - CESAR

Puya Vallenata

 

Los actuales aires vallenatos son el resultado de un prolongado proceso de conformación cultural. Los aires y las canciones vallenatas como expresión y manifestación de una cultura se pueden definir como un género de literatura oral, acompañado con un fondo musical bastante sencillo. Los aires vallenatos tienen su respectivo orden cronológico: puya, merengue, son y paseo. Cuando se habla de orden cronológico debe interpretarse como el momento en que cada aire se incorpora al mundo del acordeón, teniendo en cuenta que todos ellos antecedieron al mencionado instrumento y que la mayoría existieron desde los principios de la trietnicidad vallenata, incorporados al mundo sonoro de tambores, flautas indígenas y guacharaca.

 

La puya vallenata tuvo sus raíces en la zona central y ribana, es decir, Valledupar, Fonseca y sus alrededores. Es el aire más antiguo que se recuerda interpretado por las gaitas aborígenes; nunca tuvo canto, consistía en una imitación hecha por el carricero, en ritmo rápido, del canto de algún o de algunos pájaros. Se bailaba en hileras, llevando cada persona las dos manos abiertas hacia delante, siguiendo el ritmo de la ejecución.

 

la puya constituye el más rápido y difícil de los aires vallenatos. En cuanto a la forma de versificación, las más usadas son el cuarteto, el sexteto y la décima.

 

Clase de composición

La puya es una composición tradicional; sus raíces son eminentemente indígenas, considerándose el mayor logro rítmico de las gaitas indígenas.

 

Tipo de composición

Originalmente la puya vallenata era instrumental y posteriormente se le incorporaron letras. Esta combinación de texto y melodía se interpreta con el formato tradicional de acordeón, caja y guacharaca.

 

Marco

Se desarrolla en un marco rural; casi siempre la puya está relacionada con la flora y la fauna, pudiendo tener un sentido ecológico. Por ser un ritmo alegre nunca se utilizó con matices funerarios.

 

Instrumentos musicales

Acordeón (aerófano de lengüeta múltiple)

Caja vallenata (membranófono)

Guacharaca (idiófono de fricción).

 

Descripción del instrumento

 

El acordeón

Los primeros acordeones ingresaron al país por alguno de nuestros puertos; su origen es alemán. Se cuenta entre los instrumentos que ha llegado a ser parte del folclor colombiano, no sólo por su antigüedad en el seno de éste, que data de más de cien años, sino por la absoluta compenetración que logró en tradiciones populares de la mayor parte de los departamentos de Cesar, Magdalena y Guajira, o sea, la generalidad del territorio del Valle de Upar. Esta repercusión masiva jamás habría sido posible si el acordeón no hubiera abandonado el repertorio musical que trajo a cuestas para incorporarse a los cantares de gaitas, tamboras, décimas y demás manifestaciones culturales de esta región. En el proceso de la trietnia el acordeón viene a reemplazar las gaitas indígenas por tener mayor sonoridad.

 

La caja vallenata

La caja vallenata es la representación de lo mágico en el folclor ballenato; es un instrumento mestizo originado en el bimenbranófono chimila, evolucionado por influencia negroide hasta perder una membrana y las baquetas de percusión de sus primeras épocas. La caja es un instrumento de percusión. En el folclor vallenato, especialmente es un instrumento insustituible. La actual caja vallenata es el resultado de un tambor chimila (bimenbranófono), y un tambor africano de un solo parche (monomembranófono).

 

La guacharaca

Es un instrumento indígena, hoy estilizado. La registraron los cronistas de la Conquista como instrumento aborigen para simular el canto de las aves. Sin duda es el instrumento más autóctono en los ritmos del vallenato. La guacharaca es un instrumento elaborada con un pedazo de caña brava, caña de lata o de playón a la cual se le hacen unas ranuras horizontales no muy hondas y de regular distancia entre sí, sobre las cuales se frota un pedazo de madera en cuyo extremo han sido engarzados, a igual distancia, varios pedazos de alambre cortos y fuertes, los que al pasar rápidamente sobre las ranuras producen un sonido raspativo de varias tonalidades, según la habilidad y pericia del ejecutante, llamado guacharaquero.

 

 

Merengue

 

Sus raíces se encuentran en cada subregión del Valle de Upar, desde las cercanías de Riohacha hasta los pueblos del río Magdalena. La palabra merengue en todo el territorio de la antigua gobernación de Santa Marta, se remonta a la época de la Colonia y proviene del vocablo muserengue, nombre de una de las culturas africanas que, traídas desde la costa de Guinea, llegaron a la Costa Atlántica colombiana en mayor número. De la descripción “cantos de los muserengues” se llegó al merengue para designar el género musical de mayor diseminación y popularidad en cada una de las subregiones del Valle de Upar.

 

El merengue es un aire musical más rápido y movido que el paseo, pero más lento que la puya; se caracteriza por construirse casi siempre en estrofas de versos cortos o medianos, ya que la rapidez en la ejecución no permite mucha longitud en los mismos, los cuales generalmente forman cuartetas de rima asonante o consonante.

 

Clase de composición

El merengue, siendo en esencia tradicional, en la actualidad ha sido contaminado por ritmos foráneos ajenos a nuestro folclor, los cuales han sido adaptados a nuestros aires en ritmos de zambas, corridos, etc.

 

Tipo de composición

El merengue vallenato es una composición de texto y melodía; se interpreta con el formato tradicional de acordeón, caja y guacharaca.

 

Marco

Cualquier ambiente festivo servirá de marco para la creación de un merengue, aunque también puede ser inspirado por sentimientos amorosos, afectivos y familiares.

 

Son Vallenato

 

Su ritmo es lento y melancólico; posiblemente sea poco apetecido por los compositores de la actualidad, que encontraron en el merengue las formas musicales más expeditas y acordes con sus inspiraciones. Pero si se analiza desde el punto de la belleza intrínseca, el son vallenato resulta sin duda alguna el aire de mayor hermosura, elegancia y expresividad. La lentitud que caracteriza su música no da para el empleo de estrofas diferentes del cuarteto y en éste se ha compuesto la letra de la mayoría de los sones conocidos.

 

El son vallenato se halló en las primeras épocas en la zona negroide y ribereña, habiendo tenido un total predominio en esta última y desconociéndose por completo en la zona ribana o de Fonseca.

 

Una característica esencial y muy simpática en la ejecución de este aire es la prominente utilización del bajo del acordeón en su interpretación, tanto que actualmente puede ser más notorio que la melodía emitida por el teclado.

 

Clase de composición

El son es una composición tradicional, no ha tenido ninguna clase de contaminación con ritmos foráneos.

 

Tipo de composición

El son vallenato es una composición de texto y melodía; se interpreta con el formato tradicional de acordeón , caja y guacharaca.

 

Marco

Se desarrolla en torno a situaciones nostálgicas, aunque algunos episodios épicos también se narran en él.
Búsqueda
Departamentos:
Temas Culturales:
  • Concertación cultural
  • Leer es un cuento
  • Sinic
  • Convocatoria de estimulos