SINIC / Colombia Cultural

En Colombia existen un sinnúmero de manifestaciones culturales que expresan la variedad étnica, religiosa, de costumbres, tradiciones y formas de vida de su población, así como su riqueza natural y diversidad de climas, geografías y paisajes, entre otros.

En este módulo podrá consultar información relacionada con temas culturales como arqueología, festividades, mitos y leyendas, danzas y personajes, de cada uno de los departamentos de Colombia. Esta información le permitirá comprender de manera fácil y rápida los aspectos más relevantes de la cultura propia de cada región, con el fin de estimular el conocimiento y difusión de la riqueza cultural del país en todas sus expresiones.

Si usted considera que la información suministrada a través de este servicio puede ser mejorada, complementada o actualizada por otras fuentes, por favor háganlo saber Contactándonos haciendo click. Aquí

Colombia Cultural

Sitios de Interés - NORTE DE SANTANDER

Cúcuta

Edificio torre del reloj

Ubicado en la calle 13 entre avenidas 3ª y 4ª 

A principios del presente siglo, sobre la calle García Rovira (hoy calle 13), sobre los terrenos donde actualmente se levanta el inmueble sede de la casa de la cultura Jorge Gaitán Durán (actualmente secretaría de cultura y turismo del departamento), se edificó una casa habitación. La casa fue adquirida por la viuda Carmen Colmenares Jácome, quien la vendió varias veces con pacto de retroventa. La finca raíz fue comprada a la señora, por la sociedad anónima Eléctricas del Norte en 1923, para la sede de sus oficinas cuando fue gerente el sr. Andrés Fernández, quien contrató al maestro Crisanto Ramírez para la construcción de la torre, después de viajar a Europa en 1930. Posteriormente importó el reloj de Italia para ser colocado en lo alto de la misma. La sociedad fue liquidada el 9 de noviembre de 1948 y derechos y bienes traspasaron a las empresas municipales de Cúcuta.

Sede de la Cultura

La idea de crear en Cúcuta una casa de la cultura nació a raíz del cincuentenario de la fundación del departamento, con el propósito de difundir cierto tipo de cultura que hasta entonces no estaba al alcance de toda la población. Por medio de la ordenanza no. 47 de noviembre 28 de 1960, se crearon la Escuela de Arte Dramático y la Escuela de Pintura de Cúcuta, que sin embargo, carecían de sede para el desarrollo de sus actividades. El 2 de agosto de 1961, la entidad cultural abrió sus puertas en el local de la calle 13 entre avenidas 3 y 4, inicialmente como escuela de pintura y compartiendo las instalaciones con las oficinas de pago de la empresa electrificadora, la cual desalojó la casa finalmente a comienzos del año siguiente , efectuándose la inauguración oficial de la casa de la cultura el 24 de febrero de 1962, con motivo de la visita del entonces presidente de la república Dr. Alberto Lleras Camargo, quien presidió los actos correspondientes. Para esta ocasión se efectuó un acondicionamiento y ampliación de la casa, a cargo del arquitecto Luis Raúl Rodríguez Lamus. En 1971 se hizo una remodelación a cargo del arquitecto Julio Mora Polanía, adicionándose los actuales cielos rasos, la zona de marinos, baños y la zona administrativa a espaldas de la torre, destinándose a museo de la ciudad, sala de exposiciones y sala de teatro. Finalmente, en 1976, la casa de la cultura fue convertida en Centro Cultural, Galería de Arte Moderno, con exposiciones temporales, museo de arte, sala de conferencias, grupo de teatro de planta y cursos de extensión cultural, entre otras actividades. Es uno de los elementos arquitectónicos más atractivos de la ciudad. Su hermosa figura iluminada en las noches decembrinas, con su reloj  interpretando el himno de Colombia, evocan recuerdos y sentimientos estéticos, patrióticos y espirituales de la Cúcuta espléndida de otros tiempos. Es un mirador de la ciudad. Actualmente es sede de la Secretaría de Cultura y Turismo del departamento.

Busto de la Fundadora

Ubicado en un pequeño parque a un lado de la diagonal Santander, frente al barrio la Merced. Inicialmente –a finales de la década de los 50- se había instalado en la glorieta de la autopista frente al barrio San Mateo, pero por razones de seguridad se trasladó al sitio donde hoy se encuentra. La nariz que le había sido destrozada con un guijarro le fue reparada por el escultor italiano Michele Picca, asesorado por la Academia de Historia de Norte de Santander. Esta obra fue tallada en Italia por el célebre escultor Pietro Canónica, autor de gran número de bustos de pontífices que decoran el Vaticano. A la ciudad de Cúcuta la donó el caballero italiano Gaetano Severini, quien residió varios en la ciudad y estuvo vinculado al comercio gozando de amplia estimación. Severini obsequió así mismo, el busto de mármol de Bolívar que se encuentra en el patio del palacio municipal. Ambas efigies están elaboradas en mármol de Carrara. Este noble amigo de Cúcuta formó parte del ejercicio italiano durante la primera guerra mundial. La segunda la pasó en este valle, donde mantuvo hasta el final su intransigente devoción por Benito Mussolini. No obstante su actividad comercial Severini tradujo al italiano el célebre Nocturno del poeta José Asunción Silva. El pedestal tiene la siguiente inscripción: “la sociedad de mejoras públicas consagra este sitio a la memoria de doña Juana Rangel de Cuellar, insigne fundadora de Cúcuta, mayo 8 de 1962”.

Columna de Bolívar

Este monumento fue erigido el 28 de febrero de 1882 por suscripción popular. Por ahí pasaba el antiguo camino de herradura que unía a Cúcuta con los pueblos de occidente y con Ocaña. En esta loma tuvo lugar el histórico encuentro entre las tropas de Simón Bolívar y las fuerzas realistas que dirigía el brigadier Ramón Correa, el 28 de febrero de 1813. El combate duró poco tiempo y el número de bajas fue muy escaso. Algunos historiadores las calculan entre cuatro a seis. La llamada batalla de Cúcuta tuvo, sin embargo, importantes repercusiones políticas y militares, pues le permitió a Bolívar tomarse la ciudad y establecer en ella su cuartel de operaciones durante más de dos meses. Así mismo se apoderó del valioso material de guerra dejado en su fuga, por el enemigo y también pudo planear con tranquilidad la que ha sido llamada en la historia de la independencia Campaña Admirable, que culminó meses después con la toma de Caracas. Entre Bolívar y la esposa de Correa mediaba un vínculo espiritual muy estrecho. Cuenta el ilustre escritor venezolano Arístides Rojas, que cuando nació Bolívar, su madre no pudo amamantarlo y por tal motivo, doña Inés Mancebo, lo amamantó por algún tiempo, lo que dio origen a que Bolívar y la esposa de Correa fueran hermanos de leche. Rojas atribuye a esta noble circunstancia el hecho de no haber presentado correa resistencia a bolívar, permitiéndole tomarse sin dificultad alguna la plaza. Desde tiempos inmemorables, las autoridades, los colegios y las fuerzas militares, acostumbran concurrir hasta este monumento en solemne desfile el 28 de febrero de cada año, para rendir homenaje de gratitud a los libertadores de 1813.

Columna de Padilla

Ubicada en el barrio el Contento, parte sur de la ciudad de San José de Cúcuta, en una colina desde donde se observa parte del valle de la ciudad. Se erigió el 24 de julio de 1923, al conmemorarse el primer centenario de la batalla naval de Maracaibo, en la cual triunfó el almirante colombiano José de Padilla. Se trata de una columna triangular levantada por iniciativa del gobierno departamental, del colegio municipal y la junta de festejos patrios de aquel año. Una placa incrustada en la base que mira hacia el norte tiene esta leyenda: “Homenaje a los vencedores en la gran batalla naval de Maracaibo. 24 de julio de 1823”. “Gobierno del departamento. Concejo municipal. Junta de festejos públicos. 24 de julio de 1823”. Y en la cara oeste: “El almirante padilla enalteció en esta jornada el honor de la marina colombiana”.

Monumento a la Victoria de Boyacá

Ubicado en el parque Colón.

Este monumento levantado en el parque Colón, es uno de los más importantes de la ciudad. Se encuentra rodeado por un frondoso bosque. Fue inaugurado por el gobernador V. Calderón el 7 de agosto de 1919, en conmemoración de la batalla de Boyacá. La estatua fue elaborada por el artista cucuteño Olindo Marcucci, quien falleció en Los Ángeles, EEUU, donde pasó gran parte de su vida. El pedestal es obra del maestro Crisanto Ramírez.

Edificio Cúpula Chata -Gobernación

Ubicado en la avenida 5ª entre calles 13 y 14.

Conocido como "Palacio de la Cúpula Chata". A pesar de las diligencias iniciales de los primeros gobernadores Francisco Sorzano y Guillermo Cote Bautista, fue el gobernador Rafael Valencia Camargo quién inició la obra el 26 de enero de 1914. Luego fue Luis Febres Cordero en marzo 1º de 1918 quien la culminó, según proyecto del ocañero Marco Aurelio Gómez Castro. Hasta 1989 el inmueble sufrió desafortunadas intervenciones, manos criminales lo incendiaron en la noche del 2 de octubre de 1989. Restaurado según proyecto de la arquitecta María Teresa Vela Viccini, el palacio vino a ocuparse nuevamente en 1993. Declarado Monumento Nacional.

Monumento al Ferrocarril

Terminal de transportes.

Situado en la redoma del indio motilón. Vieja locomotora que perteneció al antiguo ferrocarril de Cúcuta; titánico esfuerzo de los "norteños" para desarrollar la región fronteriza colombo-venezolana; concentrándose de esa manera, una secular aspiración que se tuvo desde la dominación española, con el camino Carrero que vino a llamarse "camino de San Buenaventura". En el monumento, la locomotora está montada sobre un antiguo puente del ferrocarril, que estuvo ubicado en la ruta a Puerto Santander, y que le sirve de pedestal. El tren metropolitano fue establecido por la compañía del ferrocarril de Cúcuta en 1887, para hacer un circuito de 8.7 kilómetros, partiendo de la estación Cúcuta, pasando por "Mercado Cubierto", "Aduana Nacional",  "Puente San Rafael" y "Puente Espuma". Dicho servicio se prestó hasta noviembre de 1941, cuando el Consejo Municipal autorizó la pavimentación de Cúcuta y se levantaron los rieles.

El malecón

Paseo de los próceres, conocido como el malecón.

Bordea la margen izquierda del río Pamplonita. Es el lugar de recreo, algo así como "la playa" de los cucuteños. Es el sitio nocturno por excelencia de la ciudad. 

 

Municipio de Sardinata

La Azufrada

Ubicada en el río Riecito, carretera Sardinata-Lourdes, aproximadamente a 3 km de Sardinata.

Es una naciente de agua proveniente de la montaña, ubicada en la ribera del río Riesito. Dentro de la montaña hay una cueva,  donde el nacimiento brota de la tierra; el agua cristalina tiene olor y sabor a azufre, y al unirse con el río en su fondo se puede apreciar el depósito mineral color blanquecino. Por tal motivo la comunidad de Sardinata y personas foráneas visitan el lugar con el ánimo de encontrar una cura a sus males, pues las cualidades curativas del agua así lo demuestran. El agua azufrada, se puede utilizar, bien bañándose con ella dentro de la cueva donde hay un pozo y un túnel, o bien tomándola. Otro punto característico del lugar, es el sitio de romería, pues la creencia de que el lugar es curativo lo ha facultado como sitio de oración; encontramos un monumento al niño Dios, al que los visitantes le imploran milagros con la ayuda del agua milagrosa, que en la mayoría de los casos es envasada en frascos y potes, para tenerla al alcance de la mano en los hogares.

Aguascalientes

Ubicada en el río Riecito, finca Casazincs, carretera Sardinata-Lourdes. Aproximadamente a 5 km del municipio de Sardinata. Es una isleta, que nace dentro de la ribera del río Riesito. Cercana a los nacimientos de agua cristalina y caliente, de Azufrada, conocida por sus propiedades curativas. 

Quebrada Pailitas

Ubicada en la carretera Sardinata -Lourdes. Aproximadamente a 8 km del municipio de Sardinata.

La quebrada Pailitas, nace a la altura de la vereda las Mesas, con una extensión aproximada de 15 kilómetros, es afluente del río Tiesito; a partir de su unión con el río hacia arriba, podemos encontrar a lo largo de 3 kilómetros, en forma ascendente 12 o 15 pailas naturales, donde las personas aprovechan para nadar y disfrutar la maravilla natural que se forma por la caída del agua dentro de la roca. Esta se produce por la velocidad del agua que al caer en la roca la va carcomiendo formando piscinas naturales, en algunas de ellas es peligroso nadar debido a la velocidad del agua que forma remolinos y a la profundidad de algunas pocetas.

Quebrada la Chacona

Ubicada en la carretera Sardinata a 5 km. del municipio de Sardinata.

La quebrada nace a la altura de las veredas Valderrama y el Páramo, con una extensión aproximada de 16 kilómetros, es afluente del río Sardinata. Uno de los atractivos de la quebrada es su color miel, debido a que un árbol del lugar emana una tinta amarilla que le da este color. En algunas apartes de la fuente podemos pescar la famosa guabina.

La Piedra de los españoles

Ubicada en la carretera Sardinata a la altura de la finca la Chacona a 4 km. del municipio de Sardinata.

Cuenta la historia que durante la época de la colonización, llegó a la zona el alemán Ambrosio Alfinger, quien contaba en su filas con e señor Íñigo de Vasconia quién, cumpliendo ordenes de su comandante salió de la ciudad de Pamplona con un cargamento de oro, el cual pretendía llevar a la ciudad de Maracaibo aprovechando la navegabilidad del río Zulia. Iñigo de Vasconia, en su afán de llegar rápido encontró el río Sardinata, muy parecido al río Zulia, creyendo que se encontraba navegando en el mismo río. El tiempo, lo inhóspito del lugar, los mosquitos y la malaria hicieron fueron consumiendo a los españoles y a los indígenas que los acompañaban. Durante este tiempo, ya perdidos, los españoles se dedicaron a grabar o dejar mensajes, enterraron sus alijos de oro, armas y demás implementos de interés (documentos). Grabaron cerca de tres piedras en sitios diferentes como puntos estratégicos para la ubicación del tesoro. Durante la construcción de la carretera Cúcuta – Sardinata – Ocaña, los ingenieros y trabajadores destruyeron la mayoría de las piedras por la falta de inducción, educación y preparación. Una de las piedras, ubicada en la ribera del río Sardinata, que por su gran magnitud el río no ha podido desplazar ni destruir, representa una gran riqueza cultural gracias a las inscripciones dejadas por los españoles o por los indígenas.

La vía de piedra

Ubicada Een Sardinata, e ntre Valderrama, La Ceiba, San José y El Páramo.

Este camino real data del a época de los españoles, que la utilizaban como vía de acceso para llegar a la ciudad de Pamplona. Este camino se extiende por varios kilómetros, uniendo las veredas ya mencionadas y permitiendo la comunicación con otros pueblos vecinos. La característica de la carretera es que esta está conformada por bloques de piedra sobrepuestos. Hay unas escalinatas de piedra que eran la única conexión entre los pueblos y comunicaban con la ruta que tenían los indígenas para llegar a la cueva de Valderrama.

Cuevas Valderrama y El Páramo

Estas cuevas son importantes en la vida y desarrollo de Sardinata por su historia y tradición en los habitantes del lugar. Allí se han encontrado vestigios de la vida de los indígenas (motilones). Una de las características que presentan las cuevas es que se comunican entre sí, y según datos de habitantes del lugar, se puede caminar todo un día dentro de las cuevas y sin encontrar salidas.

Casa de las cajas reales

Ubicada en Sardinata, entre las veredas Puente Piedra y el Cerro.

Esta casa que recoge una buena parte de la historia de Pamplona, fue construida a finales del siglo XVIII por Don Francisco Paula González Navarro. A partir de 1810, el inmueble tuvo muy diversos usos, hasta que en 1943 por sentencia del juzgado civil del circuito la adquirió el municipio de Pamplona por prescripción adquisitiva extraordinaria de dominio, cuando era ocupada por la unidad sanitaria. Según informa el historiados Rafael Eduardo Ángel, en un valioso ensayo sobre la tradición de este inmueble, el edificio fue casa de las cajas reales, palacio de gobierno, cuartel del batallón de milicias, gobernación de la provincia, concejo municipal, pensión, escuela pública, unidad sanitaria, oficinas judiciales, hasta que el 1976 el municipio de Pamplona celebró un contrato de comodato por cien años con el servicio nacional de aprendizaje (SENA). En esta nueva etapa el edificio fue remodelado, trabajo que estuvo dirigido por el arquitecto pamplonés ramón Alberto Espinel. La negociación del inmueble para fines culturales fue fecunda idea del doctor Eduardo Gaitán Durán, director general del Sena, en el gobierno de López Michelsen.

 

Ocaña

Los Estoraques

Sector rural de la playa de Belén, provincia de Ocaña

Son columnas y figuras de tierra formadas por el efecto erosivo de la lluvia y el viento durante muchos años; lo que ha permitido la creación de un paisaje compuesto de mucha textura, que con los rayos del sol forma atractivas imágenes y sombras dignas de ser admiradas: la gallina ponedora, el rinoceronte, el águila,  las gordas de Botero, el indio, la torre de Pisa, el divino niño, la antorcha, el ángel, la Virgen, entre otras.

 

Arboledas

Laguna Cazadero, Laguna Brava

Uubicada en zona de Bagueche, municipio de Arboledas.

Además de brindar refugio al cóndor, estas lagunas son de gran potencial hídrico, pues en ellas se originan los ríos Arboledas y Peralonso, y la quebrada la Carrera. Versiones populares, señalan que en este sector de las lagunas no se puede gritar, porque se producen grandes tormentas. Según cuentan los pobladores, en este fantástico ecosistema habitan desde 1993, nueve cóndores que fueron liberados en Chingaza para su preservación.

 

Municipio de Pamplona

Casa de las Marías (museo de arte moderno) 

Pamplona, parque principal.

Esta casa es uno de los más notables ejemplos de la arquitectura civil de la época colonial en Pamplona. Alberga parte de la herencia cultural de la ciudad y la obra del maestro pamplonés Eduardo Ramírez Villamizar, uno de los escultores más importantes de Latinoamérica. Fue declarada monumento nacional mediante el decreto 288 de 1.975. Actualmente es la sede del museo de arte moderno, Eduardo Ramírez Villamizar.

Parque Nacional Natural Tamá

En el extremo nororiental de la cordillera oriental, en los municipios de Herrán y Toledo.

Este conjunto montañoso donde se encuentran alturas que van desde los 350 metros, en la margen izquierda del río Margua, hasta los 3.400 metros, en el páramo de Santa Isabel, es una región rica en recursos naturales y donde nacen importantes fuentes de agua. Allí se conservan innumerables especies animales: osos negros, dantas, chingüiros, venados y marsupiales, entre otros, que en medio de helechos, bejucos, canaletos y cedros, encenillos, chusques y frailejones, han hecho de esta zona su morada. En el parque se halla también una hermosa cascada, frente al páramo Bélgica, cuyas aguas descienden majestuosamente al río la Segueta con una altura de 820 metros, aspecto que la sitúa entre las más altas del mundo.

Búsqueda
Departamentos:
Temas Culturales:
  • Concertación cultural
  • Leer es un cuento
  • Sinic
  • Convocatoria de estimulos