Ir al Inicio
SINIC / Colombia Cultural

En Colombia existen un sinnúmero de manifestaciones culturales que expresan la variedad étnica, religiosa, de costumbres, tradiciones y formas de vida de su población, así como su riqueza natural y diversidad de climas, geografías y paisajes, entre otros.

En este módulo podrá consultar información relacionada con temas culturales como arqueología, festividades, mitos y leyendas, danzas y personajes, de cada uno de los departamentos de Colombia. Esta información le permitirá comprender de manera fácil y rápida los aspectos más relevantes de la cultura propia de cada región, con el fin de estimular el conocimiento y difusión de la riqueza cultural del país en todas sus expresiones.

Si usted considera que la información suministrada a través de este servicio puede ser mejorada, complementada o actualizada por otras fuentes, por favor háganlo saber Contactándonos haciendo click. Aquí

Colombia Cultural

Sitios de Interés - SUCRE

El departamento de Sucre ofrece una composición geográfica y cultural rica, con una diversidad de sitios naturales, además de un gran potencial artístico cultural, que comprende una variada muestra folclórica que se constituye en grandes atractivos para la actividad turística en sus diferentes formas. Las características etnográficas de cada una de las 5 subregiones en que se encuentran distribuidos sus 26 municipios, ofrecen destinos turísticos con una riqueza paisajística envidiable, asociados a una exquisita carta gastronómica que permite al visitante hacer de su estancia una verdadera aventura turística plena de placeres. Y disfrutar de los ríos, sol y playas, en toda la zona costera del golfo de Morrosquillo; de cálidas ciénagas y caños en La Mojana y el río San Jorge; de la fastuosidad de la vegetación de los Montes de María y de la riqueza de los pastizales para la actividad ganadera, todo enmarcado con la singular personalidad y el cálido trato humano de su gente.

 

Subregión Golfo de Morrosquillo

 

Área geográfica enmarcada entre el valle de la Sierra Flor y el mar caribe. Posee vestigios de la raza zenú (finzanúes). Esta subregión cuenta con un patrimonio histórico constituido por las cuevas de Toluviejo y Palmito, la belleza de sus paisajes producto de la vegetación y las playas del golfo de Morrosquillo, donde se convoca el turismo nacional en diversas épocas del año, destacándose sitios turísticos como Coveñas, Tolú, El Francés, la Boca de la Ciénaga, el Archipiélago de San Bernardo, Rincón del Mar y Berrugas, ideales para deportes náuticos.

 

El municipio con más proyección de esta subregión es santiago de Tolú, capital del golfo, eje comercial y turístico. Paz, tranquilidad, seguridad y múltiples lugares a conocer, son las mejores propuestas que ofrecen las playas de plata de Colombia. Tolú es la puerta principal del golfo de Morrosquillo; lugar ideal para quienes gustan de deliciosos frutos del mar. Junto con San Onofre, Tolú ocupa la parte septentrional del departamento. Tiene una altura sobre el nivel del mar de 2 metros, una temperatura media de 28º, una extensión de 32.030 hectáreas y 32.000 habitantes. Posee playas sombreadas por majestuosos cocoteros y un mar cálido y cristalino.

 

La Villa de Santiago de Tolú es uno de los centros urbanos más antiguos de Colombia. Su fundación data de 1535 por don Alonso de Heredia, hermano mayor y teniente gobernador del adelantado Pedro de Heredia, fundador de Cartagena. Fue conocida como centro de brujas y espantos y puerta de entrada del diablo a Colombia.

 

Cuenta con innumerables mitos y leyendas. Posee una buena red vial.

 

El balneario de Coveñas se encuentra al sur, en los límites con el departamento de Córdoba. Sus aguas cálidas, tranquilas y poco profundas le brindan seguridad a propios y visitantes.

 

Cuenta con una moderna infraestructura hotelera. Las cabañas particulares y de alquiler son características. Coveñas, sin duda, ofrece una de las más hermosas y seguras playas de Colombia para quienes gustan disfrutar paisajes encantadores y plácidos, donde se puede pescar y degustar ostras y camarones. Para los amantes del ecoturismo, el sitio ideal es la ciénaga de La Caimanera, ubicada en la misma vía a Coveñas, en el punto conocido como la boca de la Ciénaga.

 

A 5 Kilómetros al norte de Santiago de Tolú hay un sitio ideal para quienes desean alejarse del mundanal ruido y encontrarse con la paz de la naturaleza: las amplias Playas del Francés, las cuales se caracterizan por su blanca y abundante arena. Un poco más adelante se encuentra la Boca de la Alegría y la Boca de Guacamaya.

 

En la parte posterior de las Playas del Francés se encuentra la maravillosa Ciénaga de la Leche y abundantes manglares con gran variedad de fauna que aún se encuentran en su hábitat natural (tigres, serpientes, venados y micos), y en todo su centro la Isla del Muerto. A una hora de Tolú en lancha, se encuentra el bello archipiélago de San Bernardo, de formación coralina, poseedor de una singular belleza primitiva. Está conformado por las islas de Boquerón, Maravilla o de los Pájaros, Mangle, Ceycen, Múcura, El Islote, Titipan, Ahogada y La Boquilla, muchas de ellas enmarcadas por frondosos manglares que dejan caer sus largas y explayadas barbas.

 

Subregión Sabanas

 

Es una subregión artesanal por excelencia, que comprende el territorio donde han brotado y siguen latentes las manifestaciones culturales folclóricas y culturales, destacándose el Festival Nacional de Gaitas de Ovejas, el Festival del Pito Atravesao’ en Morroa, cuna artesanal de la hamaca y todos los productos de hilandería que allí se elaboran para el país y el mundo. La conforman los municipio de Sincelejo -la capital-, Morroa, Colosó y Chalán.

 

De igual forma resalta el trabajo cultural de Colosó y su producto artesanal representado en la cestería y los bastones de finas maderas.

 

Sincelejo es el centro integral de esta subregión y cuenta con la “Escuela de Bellas Artes”, la banda departamental, la biblioteca departamental, el “Fondo Mixto de Cultura” de Sucre, el Teatro Municipal, la Casa de la Cultura, además de varios auditorios culturales y coliseos.

 

Así mismo Sincelejo, capital del departamento, es sede del Encuentro Nacional de Bandas, del Festival Sabanero del acordeón, del Festival del Barrilete, y de una gran variedad de eventos y concursos culturales. En su diario quehacer cultural se manifiestan variados grupos musicales y artísticos, organizaciones de teatro, danzas y centros de capacitación de las mismas disciplinas, siendo reconocida internacionalmente por sus Fiestas en Corralejas del 20 de enero, sus carreras de caballos y las ferias anuales del gallo fino. Sincelejo también es reconocida como la Reina y Señora de la Sabana y capital Cebuista de Colombia.

 

Morroa, centro artesanal de esta subregión, son famosas las hamacas morroanas, los bolsos tejidos y hasta los zapatos elaborados en el mismo material tienen gran acogida, y sus artesanos venden sus productos a toda la región y el país.

 

Ovejas fue fundada el 4 de octubre de 1775, escogida por ser un lugar de vistosas colinas, aguas abundantes y buena fauna.

 

Ciudad tabacalera por tradición, festeja anualmente el Festival Nacional de Gaitas, evento en el cual participan activamente todos sus pobladores, siendo uno de los festivales con más sentido cultural del departamento.

 

Chalán y Colosó se encuentran empotrados en los Montes de María. Poseen una de las más grandes variedades de fauna y flora de todo el departamento. Su clima es el más frío de sucre y su gente amable y emprendedora. Las corrientes de agua cristalina que los atraviesan forman piscinas naturales donde nativos y visitantes disfrutan con la placidez y el esplendor de la naturaleza.

 

Subregión San Jorge

 

Epicentro de la cultura Riana, esta región ubicada sobre la margen izquierda del río San Jorge está integrada por los municipios de San Marcos, Caimito, La Unión y la Villa de San Benito Abad.

 

Uno de los municipios con mayor flujo de turistas es la Villa de San Benito Abad. Está situada al sur oriente del departamento y a 60 kilómetros de Sincelejo, con una población de 33.133 habitantes. Fue fundada por don Alonso de Heredia en 1534 y era la capital de Finzenú, donde además de otros tesoros, los españoles descubrieron el santuario con las estatuas o ídolos chapeados en oro. El mencionado santuario o templo, que era el principal de los indios, tenía por ídolos dos gigantes, que por un lado tenían figura de mujer y por el otro de hombre, con unos gorros cónicos casi como las mitras de los obispos, colgando sobre sus hombros una hamaca donde se depositaban las ofrendas en oro y plata.

 

El mayor auge de la población lo alcanzó entre 1820 y 1859, por el renombre que le dieron las ferias que se verificaban el 14 de septiembre, muy concurridas y populares, y por la devoción que se despertó entre los habitantes de la comarca el Cristo de la Villa, por los milagros y favores que dispensaba a los fieles.

 

En la actualidad se realizan dos grandes peregrinaciones al año, el 16 de marzo y el 14 de septiembre, donde se puede observar la caridad de quienes visitan la Villa del Milagroso en todo el trayecto, ya que los habitantes esperan los regalos que los peregrinos les entregan a cada tramo del camino.

 

Subregión Mojana

 

Está ubicada en la región sur oriental del departamento y todo su territorio pertenece a la depresión Monposina. Cuenta con una extensión de 2.400 kms2 para un 22.1% del total departamental y una población de 52.564 habitantes, para un 9,94%. Es una de las cuencas hidrográficas importantes para el país.

 

La conforman los municipios de Majagual, Sucre y Guaranda. Con características especiales por su conformación geográfica donde tiene asiento la cultura del agua, es una de las zonas sucreñas donde se destacan aspectos culturales y folclóricos, como bandas y conjuntos musicales, grupos de danzas y escénicos, celebrando anualmente con mucha pompa y jolgorio sus tradiciones religiosas, con eventos musicales como el Festival de Acordeón y Tambora en Majagual, Encuentro Cultural en Sucre, y fiestas tradicionales en Guaranda.

 

De la Mojana se destaca su riqueza paisajista, región ideal para el ecoturismo y la actividad artesanal, por la variedad vegetal que ahí se encuentra.

 

Parque Santander

 

La creación del Parque Santander tiene que ver con la fundación oficial de Sincelejo, la cual ocurrió el 14 de julio de 1776, cuando el capitán de las milicias reales, don Antonio de la Torre y Miranda, por orden del Gobernador del Cartagena, don Juan de Torrezal Díaz Pimienta, elevó el lugar a corregimiento o cabecera de aldea, mediante la reunión en un sólo ámbito de varios caseríos dispersos y tomando como centro la Gran Plaza Central, conformada hoy por el Parque Santander, la catedral de San Francisco y la Plaza Olaya Herrera. Todo esto como lo ordenaba la Ley de Indias, la cual consistía en que todo caserío fundado sería construido en su centro una plaza con la respectiva iglesia.

 

Los sincelejanos en manifestación política se apostaban frente a la plaza, en la parte más extensa; el Parque Santander era el lugar donde se celebraban las corralejas del 20 de enero desde 1845, trasladándose a la histórica Plaza de Majagual en el año 1964. La otra parte de la plaza es la Olaya Herrera, la cual contaba con las bancas del camellón “Once de Noviembre”, convertido hoy en día en un parqueadero. En la primera se celebraban varios fandangos y al mismo tiempo, quemando mucha esperma, la segunda era el asiento de los pitos de carriazo, las gaitas, las cumbiambas y los bailes populares.

 

La antigua plaza central (hoy Olaya Herrera) sirvió como epicentro de las procesiones de la Virgen de las Mercedes. En la vieja plaza que hoy ocupa el parque Santander, (construida en honor al hombre de las leyes), aparece la iglesia San Francisco de Asís.

 

En la década de los años cuarenta las corralejas se mudaron a la Plaza de Majagual, para dar paso a la construcción del Parque Santander, la cual se realizó con planos elaborados por el arquitecto español Beltrán de Guevara.

 

Catedral de San Francisco de Asís

 

La Catedral San Francisco de Asís, en Sincelejo, fue bendecida en el mes de julio de 1853 por Monseñor Medina y este mismo ilustre prelado, al encargarse definitivamente de la administración de la Diócesis de Cartagena, donó la suma de cinco mil pesos para el adelanto de la obra. La iglesia quedó bajo el nombre del Dulce Nombre de Jesús, en cuyo honor se celebraban desde entonces las fiestas religiosas y profanas del mes de enero.

 

La iglesia de San Francisco siempre estuvo donde está actualmente, antiguamente con paredes de tablas y techo de palma. En el año de 1883, siendo párroco el padre Felipe B. Lore y arzobispo Monseñor Biffi se constituyó un junta pro templo para iniciar la construcción. En 1905 se inauguró la nueva iglesia bajo la dirección del sacerdote italiano Pascual Custode, de inmortal memoria para el pueblo sincelejano.

 

Poco a poco terminó el padre Pascual la obra que quedó así hasta cuando Monseñor José Ignacio López Umaña inspiró su reconstrucción, o mejor, su embellecimiento. El viejo templo, hoy Catedral de San Francisco, es el fruto de los esfuerzos de varias generaciones; ha sido el resultado de las contribuciones de los sincelejanos durante más de un siglo.

 

La Catedral de San Francisco de Asís conmemora sus fiestas patronales en honor a su santo, en el mes de octubre, con procesiones, misas y diferentes actos religiosos; además, en el mes de noviembre se realiza la procesión en honor a San Martín de Porres, en enero las fiestas religiosas del Dulce Nombre de Jesús, en Semana Santa las procesiones de los días santos lunes, martes, miércoles, viernes, sábado y domingo; procesión del Sagrado Corazón de Jesús en el mes de junio y en el mes de julio la procesión de la Virgen María.

 

Plaza de Majagual

 

Ubicada en la ciudad de Sincelejo, se le conoce popularmente como la “Placita de Majagual”, incluso en los títulos de las canciones compuestas en su homenaje por artistas reconocidos a nivel nacional e internacional como lo es el Barranquillero Joe Arroyo y los célebres “Corraleros de Majagual”; todo ello por su valor histórico.

 

Durante muchos años la Plaza de Majagual fue epicentro de las Fiestas en Corralejas del 20 de enero, las cuales fueron trasladadas para la plaza Hermógenes Cumplido o Plaza de Mochila, donde tuvieron su trágico desastre el 20 de enero de 1980. Desde comienzos del siglo XX fue campo abierto para la práctica del deporte, y desde aquella época hasta nuestros días es el centro de todas las manifestaciones folclóricas y culturales que distinguen a los habitantes de esta tierra.

 

A unos cuantos metros de la Plaza de Majagual está el Pozo de Majagual, construido en el año de 1870, cuando el entonces alcalde de Sincelejo, Manuel Támara Herazo, ordenó la excavación del entonces Pozo de Majagual, que calmó la sed de los sincelejanos durante muchos años.

 

Aunque en la actualidad sus aguas ya no se utilizan, el pozo se conserva como una reliquia.

 

Teatro Municipal de Sincelejo

(Carrera 22 No. 22 – 10, esquina)

 

El Teatro Municipal fue construido en el año de 1997, siendo alcalde de la ciudad de Sincelejo el doctor Alberto Gómez Revollo; fue un proyecto de Adolfo Schlegel Verano, formulado por Carlos Támara Gómez y construido por Isaac & Duran.

 

Este hermoso escenario está dotado con los más modernos equipos audiovisuales y un completo juego de luces para presentar todo tipo de eventos y espectáculos internacionales, los cuales pueden apreciarse de acuerdo a la programación local.

 

Operas, obras teatrales, recitales, conciertos, revistas musicales, muestras folclóricas, son algunas de las tantas atracciones que presenta el Teatro Municipal de Sincelejo.

 

La Villa de San Benito Abad

 

Uno de los municipios de la subregión de San Jorge con mayor flujo de turistas es la Villa de San Benito Abad. Está situada al sur oriente del departamento y a 60 kilómetros de Sincelejo, con una población de 33.133 habitantes. Fue fundada por don Alonso de Heredia en 1534 y era la capital de Finzenú, donde además de otros tesoros, los españoles descubrieron el Santuario con las estatuas o ídolos chapeados en oro.

 

El mencionado Santuario o Templo, que era el principal de los indios, tenía por ídolos dos gigantes, que por un lado tenían figura de mujer y por el otro de hombre, con unos gorros cónicos casi como las mitras de los obispos, colgando sobre sus hombros una hamaca donde se depositaban las ofrendas en oro y plata.

 

El mayor auge de la población lo alcanzó entre 1820 y 1859, por el renombre que le dieron las Ferias, que se verificaban el 14 de septiembre, muy concurridas y populares, y por la devoción que se despertó entre los habitantes de la comarca el Cristo de la Villa, por los milagros y favores que dispensaba a los fieles.

 

En la actualidad se realizan dos grandes peregrinaciones al año, el 16 de marzo y el 14 de septiembre, donde se puede observar la caridad de quienes visitan la Villa del Milagroso en todo el trayecto, ya que los habitantes esperan los regalos que los peregrinos les entregan a cada tramo del camino.

Búsqueda
Departamentos:
Temas Culturales: