Ir al Inicio
SINIC / Colombia Cultural

En Colombia existen un sinnúmero de manifestaciones culturales que expresan la variedad étnica, religiosa, de costumbres, tradiciones y formas de vida de su población, así como su riqueza natural y diversidad de climas, geografías y paisajes, entre otros.

En este módulo podrá consultar información relacionada con temas culturales como arqueología, festividades, mitos y leyendas, danzas y personajes, de cada uno de los departamentos de Colombia. Esta información le permitirá comprender de manera fácil y rápida los aspectos más relevantes de la cultura propia de cada región, con el fin de estimular el conocimiento y difusión de la riqueza cultural del país en todas sus expresiones.

Si usted considera que la información suministrada a través de este servicio puede ser mejorada, complementada o actualizada por otras fuentes, por favor háganlo saber Contactándonos haciendo click. Aquí

Colombia Cultural

Artesanías - VALLE DEL CAUCA

La producción artesanal en el Valle del Cauca es de gran variedad y ello se debe en gran medida a la diversidad étnica y cultural que compone este departamento, en el que habitan negros, indígenas, mestizos y blancos con patrones culturales diferentes reforzados por la tradición. 

 

Artesanías de la zona del Pacífico. Negritudes

Se estima que la población negra en el pacífico del Valle del Cauca que se dedica a la producción de objetos artesanales asciende aproximadamente a 400 personas, ubicadas específicamente en el municipio de Buenaventura y sus corregimientos.

En la zona de comunidades negras, la proporción hombre mujer es de uno a uno, alrededor del 65% de los hombres artesanos son mayores de 50 años mientras que para el caso femenino el 35% son mujeres mayores de 50 años. Llama la atención el hecho de no contar con artesanos jóvenes en ninguno de los sexos. El nivel de escolaridad de esta población es bastante bajo, sólo un 8.33% se ubica en un nivel de educación superior, un 50.0% se distribuye en el nivel primario de educación y un 25.0% no ha recibido educación alguna.

 

Los oficios más frecuentes son la tejeduría en sus diferentes versiones (cestería, crochet, tejido de punto o en red macramé), trabajos en madera con técnicas de calado, lijado, acabado con esmeril y motor, que actualmente se aplican también a cáscaras como el coco o el totumo, materiales que respetan el medio ambiente y sustituyen otros recursos naturales se venían aprovechando desmedidamente antes de las restricciones ambientales expedidas por la Corporación Autónoma Regional (C.V.C) de Buenaventura. Tal es el caso de los caparazones de animales (tortugas y armadillos), el coral, y la misma madera. Otra técnica que se consolida es el moldeado a mano en jicrilla o cabecinegro, principalmente en el área rural y turística costera (Juanchaco y Ladrilleros).

 

Artesanía indígena del Pacífico

En el pacífico vallecaucano habitan las comunidades wounan y eperas siapidara que desarrollan sus actividades a orillas de los ríos Calima, San Juan (donde desemboca el Calima y que sirve de referente limítrofe entre los departamentos de Valle y Chocó) Dagua, y Naya en el sur, limite con el departamento del Cauca.

 

Características principales de la población y la artesanía wounan

En el Valle del Cauca, las comunidades wounan son: Puerto Pizario, Chachajo, Cerrito Bongo, Guayacán y Valledupar. Estas se ubican en los ríos Calima y San Juan. Se trata de comunidades que carecen de servicio de agua potable y saneamiento básico, lo mismo que servicio de energía eléctrica. El nivel educativo de la población es bastante bajo, la gran mayoría de la población adulta sólo se ubica en el nivel de la educación primaria. El acceso a los servicios médicos es difícil y no se cuenta con medios de transporte permanente manteniendo incomunicada la zona con el resto del país, situación que se agrava por la falta de servicios de comunicación por cable o vía microondas.

 

La producción artesanal de estas comunidades se basa en la cestería, oficio realizado generalmente por las mujeres, y en la talla en madera, trabajo eminentemente masculino. Actualmente se ha creado una fusión entre los dos oficios para crear piezas en madera con acabados en fibras tejidas. Las maderas utilizadas en la talla son conocidas por los artesanos de la zona como “mares”: maderas finas, muy compactas, pesadas y de difícil manejo, pero con excelentes acabados.

 

Las fibras que se usan para tejer son: werregue, quitasol, iraca, matamba, yaré o potré. De estas la más importante en la actualidad es el werregue; una palma de tronco espinoso, de veinte a treinta metros de alto, a la que se le arranca el cogollo para extraer cintas muy angostas que posteriormente se convertirá en hilo, elemento básico para la elaboración objetos. La manera de proceder después de tener el hilo, es iniciar un tejido denso y manual con la ayuda de agujas, recubriendo un cordón de iraca o quitasol que se elabora a medida que se avanza con el tejido. Este cordón o rollo se va posando en forma de espiral o hacia los lados, para dar forma a los objetos deseados y el tejido se convierte en la piel que sujeta y da vida a la estructura interna de la pieza.

 

El tipo de objetos que se realizan en las comunidades wounan son esencialmente decorativos y domésticos, su belleza radica en la finura de lo acabados, el brillo de la fibra y especialmente en la gran variedad de tintes naturales, una gama de veintiún colores. Los objetos más comunes son bandejas, individuales, platos, jarras y bolsos. Por otra parte, la producción artesanal también puede ser catalogada como ritual, en especial la de madera que, aunque se trabaja con sentido comercial, es usada al interior de la comunidad por los chamanes o Jaibanás en sus rituales sanatorios y mágicos (asientos, bastones de mando y canoas).

 

Artesanías zona Cafetera

Esta zona comprende los municipios de Sevilla, Caicedonia, Alcalá y Ulloa. Su producción artesanal no puede ser encasillada dentro de una clase ya que están presentes por lo menos 14 oficios, sin embargo, se puede resaltar la tejeduría como el principal de los oficios con un 50% de practicantes.

 

La explotación de la calceta se perfila como una actividad económica que podría convertirse en el motor de desarrollo de la región y en una fuente de ingresos adicionales a los de la exportación del plátano. Sin embargo, es urgente transformar los actuales sistemas de producción y extracción de la materia prima a fin de bajar los costos del proceso para obtener buenos resultados en el bio-comercio y generar avances en la producción.

 

El sector artesanal en esta zona no se encuentra verdaderamente organizado y cada artesano trabaja independientemente de los demás aunque su producción sea la misma y el punto de distribución sea común (el muelle turístico por ejemplo) creando una competencia en la que ninguno sale realmente beneficiado.

Búsqueda
Departamentos:
Temas Culturales: