SINIC / Colombia Cultural

En Colombia existen un sinnúmero de manifestaciones culturales que expresan la variedad étnica, religiosa, de costumbres, tradiciones y formas de vida de su población, así como su riqueza natural y diversidad de climas, geografías y paisajes, entre otros.

En este módulo podrá consultar información relacionada con temas culturales como arqueología, festividades, mitos y leyendas, danzas y personajes, de cada uno de los departamentos de Colombia. Esta información le permitirá comprender de manera fácil y rápida los aspectos más relevantes de la cultura propia de cada región, con el fin de estimular el conocimiento y difusión de la riqueza cultural del país en todas sus expresiones.

Si usted considera que la información suministrada a través de este servicio puede ser mejorada, complementada o actualizada por otras fuentes, por favor háganlo saber Contactándonos haciendo click. Aquí

Colombia Cultural

Sitios de Interés - GUAVIARE

Parque Natural del Chiribiquete

 

La Serranía del Chibiriquete es sin lugar a dudas una de las zonas biológicas y geográficas más extraordinarias sobre la faz de la tierra; hace parte de los afloramientos rocosos conocidos con el nombre de “tepuy”, los cuales afloran y emergen de la llanura basal de la mancha más continua de la selva amazónica. este tepuy tiene una extensión de 128.0000 hectáreas, de estas corresponden al municipio de Calamar-Guaviare el 25% y por lo mismo es la unidad de conservación mas grande del sistema de parques nacionales; esta área guarda un gran potencial de interés ambiental para la ciencia y la humanidad, ya que es fuente productora de agua dulce, purificadora de oxigeno y generadora de material biogenético, el cual se convierte en un banco mundial de germoplasma.

 

Serranía de La Lindosa

 

La Serranía o Mesa de La Lindosa es el nombre que designa la formación de origen precámbrico consistente en una serie de accidentes naturales presentes al occidente y sur de la capital del departamento. Se trata de estructuras rocosas y ambientales asociados, cuya fragilidad no admite ninguna intervención humana, salvo la tradicional ocupación indígena, el uso científico y la explotación turística cuidadosa.

 

Estos sitios de inusual espectacularidad, incluyen caños cuyos lechos son lozas de piedra que conforman nichos y micro ambientes muy especiales en el contexto biogeográfico de la región orinoquía-amazonía; afloramientos rocosos que dan vida a verdaderas “ciudades”, aún magnificadas con el trabajo pictográfico de grupos humanos precolombinos, cuevas, túneles, puentes y mesetas que, por sus características, albergan especies endémicas de flora y fauna.

 

Pese a la incipiente información y al desconocimiento del valor intrínseco de estos lugares, han venido siendo explorados y admirados por los habitantes del departamento y algunos visitantes, como la opción privilegiada para el entretenimiento y el contacto con la naturaleza, también debido a su proximidad a la capital y la facilidad de acceso.

 

Conjuntos pictográficos de El Dorado y el Raudal del Guayabero

 

Hincados en inmensas rocas pertenecientes a la serranía de La Lindosa, se encuentran estos testimonios de vida de grupos humanos de probable origen precolombino.

 

Se trata de composiciones pictográficas de gran magnitud y excelente factura, asociadas con restos arqueológicos que fueron realizadas con pigmentos minerales sobre paredes de roca.

 

Aunque las representaciones más importantes son las de El Dorado y el Raudal del Guayabero, en toda la zona de La Lindosa se pueden encontrar pinturas aisladas sobre las rocas.

 

No existe certeza sobre quiénes fueron los autores de estas obras, pero las hipótesis preliminares apuntan a señalarlas como elaboraciones de grupos humanos provenientes de culturas amazónicas, en una época aún no precisada pero que bien puede superar los 1.000 años a.p.

 

Ciudad de Piedra

 

A 20 minutos en vehículo desde San José, por la vía que conduce a la inspección de El Capricho, se sitúa esta excepcional “ciudad”. las antiguas rocas dispuestas en forma casi simétrica semejan en la distancia el trazado de una singular ciudad con calles y avenidas que impactan al visitante, trasladándolo en la imaginación y en la magia de la naturaleza; es allí donde podemos apreciar en toda su magnitud a una de las especies endémicas que se adopto como símbolo para el departamento “la Flor del Guaviare” (paephalantus moldenkeanus), un hermoso ejemplar de la familia de las umbelas que puede alcanzar hasta los 90 centímetros de altura.

 

Los túneles

 

Por la misma ruta de la Ciudad de Piedra, a 11 kilómetros de San José del Guaviare, en la margen izquierda de la vía Nuevo Tolima se encuentra uno de los sitios más apacibles y espectaculares de Guaviare y de Colombia: “los túneles” como comúnmente le llaman y otros lo denominan como “la otra Ciudad de Piedra” en el Guaviare; es un afloramiento rocoso ubicado en la Serranía de la Lindosa, donde en forma natural y en posiciones que parecieran desafiar las leyes físicas, las rocas construyen laberintos, cuevas y pasadizos sobrecogedores; es el lugar perfecto para el camping, con balnearios totalmente naturales llenos de aguas totalmente cristalinas que recorren enormes lajas que invitan al visitante a sumergirse en ellas, gozando de lo más puro de la naturaleza; es el sitio ideal para observar los atardeceres, para practicar la fotografía y para observar lo biodiverso que es el departamento y el país.

 

Puerta de Orión

 

Por la carretera a Puerto Arturo, a 9 kilómetros de San José, en el Alto de Quiebra Patas, se encuentra una de las más soberbias formaciones rocosas del Guaviare. la Puerta de Orión es una imponente piedra de 12 metros de altura y 15 metros en su base semicircular, con dos entradas superpuestas. El atractivo del lugar lo constituye, además, una ordenada distribución de laberintos, cavidades y cornisas. desde allí puede admirarse la sabana sobre un dilatado horizonte, y recorrerse o escalarse puentes naturales y túneles. es el hábitat perfecto para aves que anidan y se reproducen en lo alto de las rocas, haciendo más atractiva la vista del observador.

 

Laguna Negra

 

Frente al sitio conocido como “Picapiedra”, a 10 kilómetros de San José por la vía a Puerto Arturo, está la desviación que conduce, en recorrido de 20 minutos, a una de las lagunas más espectaculares del Guaviare. Con aguas oscuras y profundas, y una superficie de 900.000 metros cuadrados, este recurso hídrico cuenta con una invaluable riqueza en peces, otras especies de fauna acuática y exuberante vegetación: allí florece la sin igual Victoria Regia del Amazonas, al lado de una verdadera isla flotante de materia vegetal.

 

La María y el Rincón de los Toros

 

A 7 kilómetros de San José, por la vía a Puerto Arturo, está localizada La María, nombre que hace reminiscencia de una antigua poseedora del lugar. Por allí fluye el caño Las Lajas que, luego de abandonar la zona rocosa, se aventura por la sabana ofreciendo atrayentes balnearios naturales de aguas transparentes y bosques de reserva periféricos. A 15 minutos de este lugar, por el Camino de los Tubos, se llega al Rincón de los Toros. Allí los pozos y caídas de agua en una zona donde proliferan las rocas, construyen un paisaje de disposición singular.

Búsqueda
Departamentos:
Temas Culturales:
  • Concertación cultural
  • Leer es un cuento
  • Sinic
  • Convocatoria de estimulos